FORMA TU COLECCION VIRTUAL

DIVIERTETE OBSERVANDO IMAGENES DE MONEDAS Y BILETES ENCONTRADAS EN LA WEB E INVESTIGA SOBRE COMO SE RELACIONAN CON NUESTRA HISTORIA Y CON LAS MATEMATICAS.

FORMA TU COLECCION VIRTUAL BUSCANDO IMAGENES EN PAGINAS WEB ESPECIALIZADAS EN NUMISMATICA.

¿ PARA QUÉ INNOVAR EN EDUCACIÓN ?


¿PARA QUÉ INNOVAR EN EDUCACIÓN?

 

Responder a este cuestionamiento debe constituirse en la tarea inicial que direccione el proceso de transformación en el ámbito educativo; La innovación entonces, se concibe en el imaginario social como “algo nuevo”; Sin embargo, luego  de un análisis de dicho concepto que pudiere rotularse como simplista, M. G. Moreno se acerca en un primer momento a la innovación como “La introducción de algo nuevo que produce mejora”.

     Es necesario en este punto,  para dimensionar el concepto de innovación lo que se entiende por “nuevo” pues no puede ser limitado este término por una definición que lo reduzca a “aquello que no existía o no era conocido, sin ningún tipo de referente”, pues es válido señalar que en el ámbito de la innovación y en especial de la innovación educativa este término “nuevo” adquiere una connotación más amplia, pues deja abierta la posibilidad de que se refiera a la re-contextualización de un elemento, concepto, proceso o método , que aunque pensado para un uso determinado puede retomarse y adaptarse a los procesos de enseñanza y de aprendizaje actuando como elemento innovador  y por ende generador de mejoras.

     De acuerdo a lo anterior, la innovación es resultado de un proceso que incluye desde su fase inicial una finalidad clara, que es precisamente la de mejorar, es decir, alcanzar mejores niveles de desarrollo educativo, incidiendo en transformaciones de  acciones de carácter pedagógico, administrativo,  seguimiento y evaluación como también de proyección comunitaria, entre otras, Acercándose mucho a la concepción de innovación dada por Richland  sobre la  innovación como : “la selección, organización y utilización creativas de recursos humanos y materiales de maneras nuevas y propias que den como resultado la conquista de un nivel más alto respecto a las metas y objetivos previamente marcados”.


En el proceso de innovación, la evaluación sistemática permite que la innovación como tal sea aceptada en virtud del tránsito de una situación inicial a otra en la que las mejoras sean evidentes ,siendo la innovación la respuesta a una problemática educativa que permanentemente desestimula a los actores del proceso educativo pero que encuentran una posibilidad real en la innovación no solo como recurso que mejore superficialmente una determinada situación , sino dinamizadora de los procesos en los cuales el individuo se forma y capacita para ser el transformador de su realidad social.

     La innovación es entonces, más que un concepto,un proceso; tal como lo propone M.G. Moreno, asociado a hechos que se dan en el tiempo y que se reflejan en acciones que producen cambios en las prácticas de las que estas acciones forman parte, además, se debe tener en cuenta que los procesos mediante los cuales la innovación se configura involucra circunstancialmente personas e instituciones, actuando estas  como creadoras, tomadoras de decisiones, usuarios o evaluadores, esto genera una condición para que la innovación pueda ser puesta en marcha y se obtengan los resultados esperados y es que tanto las personas como las instituciones involucradas, realmente compartan el interés por la innovación y el convencimiento que la misma dará lugar a una transformación importante.


     La innovación implica transformación y debe nacer de un proceso reflexivo como método para la solución de problemas, donde la innovación tendrá una razón de ser propia y que es la de servir a la sociedad y específicamente a la educación ,para avanzar en las metas previstas como línea de crecimiento humano , que se apoya en la innovación para que cada día se avance más en los niveles eficacia de los procesos y con la característica social de buscar la equidad y la posibilidad de acceder a las oportunidades de manera tal que sea posible alcanzar los objetivos propuestos.

La innovación educativa y su  ¿para qué? se sustentan en la necesidad de acercarse de manera diferente al estudiante con nuevas formas de comportamiento del docente frente a ellos , propiciando la generación constante de nuevas ideas que retroalimenten los momentos pedagógicos ,convirtiéndolos en sí mismos en fuentes de innovación con pertinencia y eficacia .

     Se debe dar vía a la innovación educativa si se quiere transformar la configuración los sistemas educativos que surgieron del paradigma positivista en el contexto de la sociedad industrial y superar, como lo afirma M.C. Zaccagnini, la construcción de mitos y argumentos falaces históricos que neutralizaron el universo simbólico de la docencia; es por dicha razón la necesidad de la innovación en la educación , extendiéndose en sus alcances contribuyendo a la formación de personas gestoras de su realidad, por convicción y no por imposición , posibilitando alcanzar los objetivos planteados por complejo que sea el camino y abriéndose la posibilidad a la retroalimentación de la innovación a partir de la participación critica de los actores involucrados acerca de las  estrategias implementadas en función de la reflexión como método para identificar las opciones más efectivas y la evaluación sistemática que permita visibilizar no solo lo alcanzado sino los aspectos a mejorar.

     El papel del docente en el campo de la innovación es de vital importancia pues potencializa su accionar a través de la innovación, convirtiéndose efectivamente en gestor de cambio y progreso social , reposicionando la actuación docente y reevaluando su papel en la construcción del tejido social, adquiriendo una dimensión de trascendencia  en su accionar  y recuperando la identidad de su rol en la sociedad y percibiendo su imagen social fortalecida a partir del consenso que no ofrece lugar a dudas a partir de la innovación y sus mejoras, en definitiva se puede afirmar que se innova para mejorar, en el más amplio y ambicioso sentido de la palabra.
 
Autor : Esp. Jorge Edwin Carrillo Yáñez